El día después

Como bien sabemos, la pandemia del coronavirus está cambiando nuestra forma de vivir. Cómo nos relacionamos, nos comunicamos, aprendemos, enseñamos o compramos. Y cómo las noticias se vuelven virales en poco tiempo alrededor del mundo, lo mismo que ha pasado con esta enfermedad y sus consecuencias. 

Llevamos ya algunas semanas y nadie sabe cuándo, pero todos tenemos la convicción de que en algún momento va a terminar. Los más optimistas hablan de 30 o 45 días, otros de tres o seis meses: estamos convencidos de que pasaremos esta etapa. Todos pensamos, quizás como la zanahoria,  en el “día después”. 

Sin embargo, debemos ser conscientes de que ya no volveremos a ser como antes. Que el día después fue el 14 de marzo: muchos de los cambios que estamos viviendo han llegado para quedarse y que las consecuencias de esta crisis sanitaria y económica tardarán mucho en desaparecer..

Este momento debe ser un punto de inflexión para todas las  organizaciones, públicas y privadas, para demostrar,  desde su management y liderazgo, su capacidad de manejo y gestión de esta crisis. 

¿Qué aspectos no se pueden dejar de lado en este momento?

Responsabilidad y compromiso. En momentos de incertidumbre e inseguridad, necesitamos de las marcas mensajes de comprensión y optimismo. Cada empresa y organización pública trabaja en un área de especialidad y debe, desde su experiencia y conocimiento, ver la mejor forma de colaborar. Estamos en una época de compartir y ayudar. Entonces todos los equipos gerenciales deben estar pensando en este momento: ¿cómo podemos nosotros sumar valor a la comunidad en este momento? 

Contenidos prácticos y certeros. Es momento de educar y compartir conocimientos. Hay que entender que hoy la mejor forma de mejorar nuestra imagen es con un liderazgo colaborativo. Desarrollemos una selección de contenidos que aporten valor a nuestra comunidad. Incluso entreteniendo, busquemos los formatos más intuitivos y simples de visualizar. Transmitamos con fuentes confiables y a través de buenos interlocutores. Estos días son terreno muy fértil para las fake news, la desinformación y las afirmaciones infundadas. Como organizaciones debemos aportar certeza y seguridad en lo que decimos y cómo lo decimos. Hoy empezamos a ver muchos ejemplos: coaching, prácticas de inteligencia emocional, ejercicios deportivos, recetas, jardinería. 

Selección de medios. Vemos menos gente, pero estamos mucho más conectados. Cuando pensábamos que ya estábamos demasiado tiempo dependiendo de la tecnología, descubrimos que podemos hacerlo más, y le hemos descubierto nuevos usos, nuevas plataformas y nuevos formatos. ¿Cuántos conocían Zoom unas semanas atrás? Esta empresa americana ha pasado de 10 a 300 millones de usuarios diarios (aún con sus problemas de seguridad tan sonados estos días). ¿Cuántas personas se han sumado en estos momentos al incipiente crecimiento de los podcasts? ¿Cuántas padres se han enterado de la existencia de TikTok, la red social china de mayor aumento en los últimos meses? ¿Cuántos han experimentado una divertida comunicación a través de Houseparty? En esta avalancha de medios, cada organización debe elegir la forma más efectiva y confiable de comunicarse, pero también trabajando en la innovación y adaptándose rápidamente a nuevas propuestas.

Innovación y soluciones. Estamos en momento de descubrir nuevas formas de facilitar. Ese e-commerce que estuvimos siempre por lanzar, ahora es el momento de hacerlo. Generar alternativas para hacer pedidos o de entregarlos. Ampliar las medios de pago posibles. Aprovechar para conocer más y mejor a nuestros clientes y tener contacto directo con ellos. ¿Quiénes son? ¿Qué les preocupa? ¿De qué forma puedo ayudarlos? Estamos viendo algunas nuevas soluciones digitales, desde la App de coronavirus recientemente lanzada hasta un sitio para contactar con los feriantes de toda la vida. ¿Qué más puedo yo hacer? Intentemos ser los primeros. 

No habrá un día después, habrá una época después. . Cómo la afronte cada organización estará muy vinculado a cómo lo esté gestionando hoy.

¿En qué está tu organización hoy?

Leave A Comment

Please be polite. We appreciate that. Your email address will not be published and required fields are marked